A ambos ciudadanos iraníes se los imputa por falsificación de documento público, y se ha solicitado su deportación.

Ante la Justicia, el ciudadano iraní, que fuera detenido días atrás con un pasaporte israelí falso, afirmó que estaba escapando de Irán porque «andaba con una mujer casada y lo descubrieron».

Según indicó, ante el temor de una eventual lapidación, penas o castigo decidió huir de Irán. En tanto, sostuvo además que pasaportes tenía varios «porque se consiguen por unos 300 dólares cada uno».

Respecto de la mujer que lo acompañaba dijo que la conoció en Madrid donde estaba pidiendo, sin éxito, la condición de refugiada y entonces decidieron venir juntos a la Argentina.

El juez federal Luis Rodríguez indagó este mediodía a los dos ciudadanos iraníes detenidos en Once.

Se trata de Mashoreh Sabzali, de 30 años y de Saijad Samiel Naseran, de 27, a quienes por el momento se les imputa el delito de falsificación de documento público.

Además, en la investigación se dispuso allanar al personal de Migraciones que les permitió el ingreso al país en el aeropuesto internacional de Ezeiza.

AgenHoy Digital