Fue el mensaje de Navidad del Papa Francisco.Además pidió la intervención divina para que al pueblo “no le falte el auxilio que necesita”, frente a la crisis económica, política y social que afecta al país.

Francisco hizo un llamado a la paz mundial y pidió esperanza “para todo el continente americano”.

El discurso tuvo lugar en la Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano, frente a miles de fieles.

La bendición “Urbi et orbi” se realiza dos veces al año, en Semana Santa y Navidad.

Como en otras ocasiones, dedicó su mensaje a los conflictos e injusticias del mundo.

LF