«Lejos de ser un esquema sororo, es un esquema que busca generar plata a partir del ingreso de otras personas«, señaló Candelaria Botto, economista, integrante de economía feminista y activista de los derechos de las mujeres.

Se trata de un esquema llamado: Telares de mujeres, flores de la abundancia, mandalas y células de la prosperidad, entre otros nombres. Tiene que ver con un programa donde entrás con cierto monto de dinero, generalmente se pide en dólares, y tenés el compromiso que 2 personas más entren y pongan plata y así se arma la cadena, con la promesa de que te volverá el «regalo» multiplicado por 8. 

Botto afirmó que se hace sólo entre mujeres, se arman discursos que tienen que ver con lo esotérico, porque entrás y sos «fuego» porque te quemás de todos los miedos, pasás a ser «aire» y ahí convocas a las otras personas, y después sos «tierra» y debés ayudar a la que va a recibir en ese momento todo el dinero y después en la cuarta etapa te toca a vos recibir el monto del dinero.

Hay gente que se endeuda para entrar, porque la promesa de una rentabilidad tan alta lo amerita. Las mujeres que más salen perdiendo son las que no tienen tantos contactos que puedan ingresar a esos sistemas, y por ende son las personas más pobres las más perjudicadas, destacó la economista.

Es importante señalar que La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) se está ocupando del tema y está tomando las denuncias de la gente estafada.

Escucha la nota ingresando al link:

LF