Graciela Carrizo, titular del Sindicato de Amas de Casa de Florencio Varela dialogó con ‘Primera mañana’ e integrante del Sindicato de Amas de Casa del área metropolitana respecto de la intención del gobierno de finalizar las jubilaciones por este trabajo.

«El sindicato abarca 18 provincias», dijo la entrevistada y señaló: «A nosotras, las que estamos en el sindicato, que somos la voz silenciada de millones de mujeres argentinas, esta noticia nos cayó terrible. No es la primera vez que esto pasa; la primera moratoria fue en el 2005, y después siguió con Cristina. De todos los que se jubilaron, el 80% fueron las mujeres».

En ese sentido, Carrizo detalló: «Eso de debe a que las mujeres somos las que más estamos fuera del sistema porque todas somos amas de casa de una manera u otra; las profesionales, las técnicas, las funcionarias. Sobre todo, hay muchas madres, hijas, abuelas, hermanas, que lo hacen sin vacaciones, sin aguinaldo, sin vacaciones y muchas veces también sin vida social».

«De todos los que se jubilaron, el 80% fueron las mujeres. Eso de debe a que las mujeres somos las que más estamos fuera del sistema porque todas somos amas de casa de una manera u otra; las profesionales, las técnicas, las funcionarias.»

«Hoy en día son muchas mujeres mayores las que terminan la secundaria, la primaria y la universidad», aportó Carrizo y añadió: «Porque dejaron de la do lo suyo para ayudar y ver crecer a sus hijos y hasta sus nietos.»

Respecto de la situación nacional, sostuvo: «Para nosotras este gobierno es nefasto. Esto es una violencia. ¿A quién le cabe en la cabeza que un ser humano de 60 años nunca trabajó?»



«Para quienes preguntan cómo se puede jubilar un ama de casa si nunca aportó, ese es el primer error, es negar el trabajo», y puntualizó: «El nombre de ‘ama de casa’ se le puso por la cantidad de mujeres que se jubilaron, pero también hay albañiles, quienes sufrieron frío y calor; hay trabajadores de la tierra también. Y no es que ellos no aportaron, sino que no les aportaron, que es diferente. Quien te contrata es quien debe aportar».

Carrizo recordó el episodio en que desde el Sindicato se presentó un proyecto para que este derecho sea ley: «Lo presentó y caducó. Lo volvió a presentar ahora», y agregó: «En 2016 también hubo una amenaza de quite. Esto es contra el más humilde. Seguimos en la lucha».

«No puedo llamarlos funcionarios porque no les importa el pueblo», se refirió al fracaso de sancionar dicha ley por falta de voluntad política.

Escuchá la nota completa:

AgenHoy Digital