El ex presidente de Ecuador, brindó una Conferencia Magistral en la Universidad Nacional Arturo Jauretche y recibió el título de Profesor Honorario de esa casa de estudios.

«Los cambios en la región con la disminución de la desigualdad asombraban al mundo. La riqueza fue invertida en el buen vivir de nuestros pueblos. Es cierto que había un boom en los precios de los comodities pero no todo crecimiento es bienestar. Lo fue por cómo se distribuyó», enfatizó Correa frente a un auditorio colmado.

El ex mandatario realizó un recorrido por los índices económicos y sociales de su gestión y mostró como Ecuador era uno de los países mejores posicionados, incluso por organismos que «no son correistas», en términos de reducción de la pobreza y desigualdad, en materia de baja de inseguridad y en construcción de obra púbica.

Correa criticó en distintos fragmentos de su exposición, a los medios masivos de comunicación y explicó al detalle la vinculación de estos grupos mediáticos con el lawfare. «Buscan un caso, una acusación de mucho impacto y poco sustento y los socios mediáticos se encargan de lo demás. Ante el miedo por el linchamiento mediático los jueces fallan cometiendo injusticias».

Durante el repaso histórico que realizó el dirigente ecuatoriano, recordó que los golpes blandos empezaron en 2008 y, que «justamente fue Bolivia» el primer lugar donde ocurrió. «Los esfuerzos para destruir cualquier intento de unidad latinoamericana son descarados», remarcó.

En este contexto, Correa sostuvo que «los eternos poderes que siempre dominaron América latina volvieron, luego de la década de gobiernos progresistas, pero con sed de venganza y falsas acusaciones morales», cuestionó en referencia a los hechos de corrupción que, como es el el caso de Lula Da Silva, lo ha llevado a la prisión.

El ex presidente dijo que por la región transitan «neoliberalismos autoritarios», y se mostró esperanzado por la victoria de los Fernandez en Argentina y por la «primavera chilena» que, en las calles, le dice basta a la desigualdad.

Al explicar la situación que atraviesa hoy Bolivia, Correa planteó la necesidad de crear un nuevo sistema de derechos humanos en América latina y también una nueva OEA. «Si se demuestra que no hubo fraude en Bolivia, Almagro tiene que irse a la casa y ojalá a la cárcel», opinó.

Las palabras inaugurales estuvieron a cargo del Dr. Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación, quien dijo que «nada mejor que el primer acto público como ministro sea en una universidad pública que es símbolo de la movilidad social».

También le dio la bienvenida Ernesto Villanueva, Rector de la UNAJ y el Secretario de Políticas Universitarias del ministerio de Educación, Jaime Perczyk.

En el acto estuvieron presentes, el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson, el vice ministro de Salud, Arnaldo Medina, el ex canciller Jorge Taina, el ex diputado Carlos Kunkel, concejales y funcionarios locales, docentes y estudiantes de la UNAJ.

Agenhoy