El Consejo de la Magistratura de la Nación confirmó la terna de candidatos para cubrir la vacante en el Juzgado Federal 1 de La Plata, de importancia estratégica por cuanto tiene la competencia electoral sobre todo el territorio de la provincia de Buenos Aires, que, se sabe, es decisiva en cualquier elección nacional.

La noticia es que tal como en las dos instancias previas, el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla quedó posicionado en el primer lugar. Se trata de un magistrado que le viene trayendo fuertes dolores de cabeza al Gobierno, el último al descubrir una red de espionaje ilegal cuyos vínculos tocan de cerca a Cambiemos.

Ramos Padilla quedó confirmado en primer lugar, seguido por Jorge Eduardo Di Lorenzo y Laureano Durán, el candidato de “la rosca”.

Ahora la decisión queda pura y exclusivamente en manos del presidente de la Nación, que quedó preso de sus propias palabras cuando hace menos de un mes declaró que su administración elige a “los mejores” de cada concurso y que no se fija si se trata de un amigo o un enemigo del Gobierno.

Reporteado por Luis Majul para La Cornisa, hace casi exactamente un mes, Macri primero se jactó en dos oportunidades de su política de nombramiento de magistrados. “Estamos nombrando jueces que no son amigos de nadie, ni del Presidente, son los mejores de cada concurso”, aseguró el mandatario.

Melisa Delgado Niglia