La empresa justificó la medida dentro de un plan de optimización de su estructura de negocios, la misma afectará alrededor de trescientos trabajadores de Argentina, Colombia, México, Brasil, Uruguay, Chile, Perú, Ecuador y Costa Rica.

En un comunicado, la compañía señaló “en 2020 hemos decidido hacer ajustes en nuestro equipo de tecnología, para concentrarnos en la experiencia de nuestros usuarios”. “Esta decisión no es un reflejo de ajustes en nuestros planes de crecimiento, pues de hecho, estamos contratando de manera activa un gran número de personas en las áreas priorizadas para este año”.

Además, en el escrito, la empresa de delivery puntualizó que Colombia “sigue siendo uno de nuestros mercados más importantes en América Latina”: “Tenemos planes muy ambiciosos y una perspectiva muy optimista en términos de negocio en este año”. También aclaró que su inversionista Softbank no estuvo involucrada en esta decisión.

“Softbank es uno de nuestros inversionistas más valiosos y están involucrados en nuestras decisiones como parte de nuestra junta directiva. Sin embargo, esta decisión fue tomada por nuestro equipo interno de liderazgo como parte de nuestro proceso de planeación con la meta de crecer como compañía y ofrecer nuevos productos en el 2020”, aclararon en el texto.

Según trascendió, desde su creación, Rappi no ha generado ganancias y su funcionamiento ha dependido de inversionistas que creen en las oportunidades de mercado que tiene esta plataforma de servicios a domicilio.

La decisión involucra a las operaciones de la firma  en Argentina Colombia, México, Brasil, Uruguay, Chile, Perú, Ecuador y Costa Rica. Se estima que serán 300 los empleados afectados.

LF