La ministra de Desarrollo Social bonaerense, Fernanda Raverta, dijo hoy que los «cambios se notarán inmediatamente» ya que es la «obligación, el deseo y la esperanza» del gobierno «poner a la provincia en marcha», en el marco de la jura de los miembros del gabinete provincial, en un acto que se desarrolla en el teatro Coliseo Podestá, en La Plata.
«Los cambios se notarán inmediatamente porque es nuestra obligación, nuestro deseo y esperanza poner a la provincia en marcha y sabemos que lo primero que hay que hacer es atender a los más vulnerables», dijo la funcionaria.
Agregó, que «más de la mitad de los niños y niñas que viven la en la provincia viven en la pobreza«, y que por ello hay una situación «de emergencia enorme».
«Se van a reforzar los comedores y en carácter de urgente todas las políticas alimentarias en conformidad con todas las iniciativas de lucha contra el hambre, pero además, hay saber que para nosotros es central que la política económica sirva para reparar la desigualdad, y para eso vamos a acompañar con una política de asistencia directa a los que son más vulnerables», apuntó.

LF