En medio de la crítica situación por el aislamiento frente a la pandemia, los líderes de los principales movimientos sociales del país reclamaron mayor asistencia alimentaria para los comedores barriales, control de precios y una rápida implementación de las políticas económicas anunciadas por el Gobierno.

El presidente Alberto Fernández habló sobre el tema hoy durante una entrevista en el programa Cortá por Lozano, por Telefé, cuando afirmó que «lo que tienen que entender los sectores más humildes es que no pueden hacer changas, pero que nos estamos ocupando de ellos, les pido que esperen, que a todos les va a llegar la ayuda».

En los barrios afirman que «lo más importante es fortalecer la asistencia alimentaria y construir canales de diálogo para atender la emergencia», según indicó el coordinador nacional de Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

El subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la Secretaría de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, agregó: «La suerte del Gobierno está atada a la de los movimientos populares y los sectores más humildes. Se está atendiendo a los sectores humildes. Las medidas, más allá de que todo es mejorable, son correctas».

A su turno, Silvia Saravia, líder de Barrios de Pie, aseguró que ven la situación con «mucha preocupación», ya que «todavía no está llegando el tema de alimentos y se duplica la demanda que tenemos en los comedores».

«Las medidas van a ser una ayuda importante. El problema son los tiempos de implementación. Hoy todos se acercan a pedirnos alimentos», aseguró Saravia .

Además, la dirigente social reclamó mayor fuerza en los controles de precios: «Reclamamos un control más estricto a los formadores de precios.

Tiene que haber sanciones más fuertes a los que aumenten los precios sólo por una cuestión de especulación. La situación es muy grave».

Fuentes del Ministerio de Desarrollo Social indicaron que el envío de alimentos y de artículos de limpieza para atender la emergencia «está en manos de los municipios», a los que se les está «transfiriendo 10 millones de pesos para que se refuerce la ayuda en alimentos y elementos de higiene y limpieza».

«Estamos monitoreando la situación en forma permanente con los intendentes y ahora también con ayuda del ejercito que pone la logística para acercarle alimentos a las zonas más vulnerables», indicaron los voceros.

Por su parte, el secretario general de la UTEP, Esteban «Gringo» Castro, le pidió al presidente Alberto Fernández que «no se preocupe ni por el déficit fiscal, ni por el pago de la deuda» y reclamó que «la gente reciba más plata».
Castro resaltó las medidas que adoptó el Gobierno para otorgar sumas fijas a sectores más vulnerables, aunque expresó que le «preocupa cuánto se va a tardar en recibirlo, porque tiene que ser lo antes posible».

«Apoyamos las medidas y nos hemos puesto al servicio. También estamos pidiendo la duplicación de alimentos. Tenemos la red de comedores y merenderos que es la más grande del país», afirmó el referente social, quien advirtió que «hay intranquilidad» en los barrios.

LF