Los 500 trabajadores de la fábrica La Salteña de Burzaco se encuentran en “estado de alerta”, luego de que en las últimas horas trascendiera que la empresa tiene intenciones de vender su sede ubicada en el Parque Industrial de la citada localidad de Almirante Brown.


El clima de incertidumbre se generó luego de que trascendiera las intenciones de General Mils de vender la fábrica ubicada en la Región. Se trata de una compañía estadounidense que es una de las empresas alimenticias más importantes del mundo y controla la marca La Salteña desde 1995.

“La información oficial por parte de la empresa es que no está en venta aunque tampoco lo descartan. Nosotros nos enteramos a través de los medios. Esto genera un clima de incertidumbre muy grande para los 500 trabajadores que laburamos cada día. Estamos trabajando para estar fuertes y unidos ante cualquier situación”, explicó el delegado de la empresa Ezequiel Barbeito.

En este sentido, indicó que “si bien se está trabajando normalmente”, los trabajadores están en “estado de alerta”, sobre todo por el clima generalizado que hay en el país y el cierre de muchas fábricas importantes. “La incertidumbre es porque la situación del país es muy delicada.

Nosotros hasta este momento no tuvimos ningún problema con pagos ni con las condiciones de trabajo, pero de todas formas estamos atentos para que ninguna situación nos tome por sorpresa”, sostuvo.

Además de La Salteña, General Mills tiene marcas con importantes ventas en distintos países como Cheerios, la harina Gold Medal, primera en ventas en los Estados unidos, o los helados Häagen-Dazs o los yugures Yoplait, los alimentos naturales Nature Valley y Pillsbury, entre otras. En 2016 la compañía vendió la elaboración del pan congelado y medialunas al grupo Bimbo.

Carolina Bisgarra