Así lo anunció el Municipio de Almirante Brown durante una serie de operativos de control de tránsito realizados el fin de semana en las localidades de Adrogué, Burzaco y Don Orione.

Desde la gestión que encabeza el intendente Mariano Cascallares indicaron que los operativos de control vehicular se llevaron adelante sábado y domingo en distintas calles y avenidas clave del distrito, con el objetivo de controlar los niveles de alcoholemia de los conductores y la documentación de autos y motos.

“Estas medidas son muy importantes para los vecinos ya que los operativos se realizan en zonas específicas para evitar picadas y ruidos molestos, especialmente de diversos grupos que se juntan a andar en moto. Es una forma más de llevar seguridad a los brownianos”, remarcó Daniel Raimundo, director general de Tránsito local.

Uno de los procedimientos se efectuó en Burzaco, particularmente en la avenida Hipólito Irigoyen, durante el sábado y el domingo de 18 a 24. En total se incautaron 30 licencias de conducir, se secuestraron cuatro autos, tres motos y se detectó un conductor con un nivel de alcohol en sangre de 1.94.

“Estos operativos se hacen permanentemente para evitar las competencias ilegales y que no se produzcan accidentes”, destacó Raimundo.

Otro de los operativos se llevó adelante en la Plaza Brown de Adrogué, también durante sábado y domingo, por queja de ruidos molestos. En este caso los controles se efectuaron en conjunto con personal de Inspección General y la Policía Bonaerense. En total se incautaron ocho licencias de conducir y se labraron cuatro infracciones por ruidos molestos.

Por último, también se realizó un operativo de control vehicular de motos en la localidad de Don Orione, en la zona de la avenida Eva Perón, en conjunto con la Policía bonaerense. El procedimiento dejó un saldo más que positivo a partir de la incautación de 17 licencias y dos motos secuestradas por irregularidades en la documentación.

Melisa Delgado Niglia