Cerca del mediodía de hoy, el centro de La Plata se convirtió en un verdadero infierno. Fue cuando muchos chicos salían de los colegios y se toparon con un escenario dantesco, casi bélico. La gobernación bonaerense, en La Plata, fue blanco de importantes incidentes en medio de una protesta de sindicalistas y trabajadores vinculados al Astillero Río Santiago, que intentaron ingresar por la fuerza al edificio.

Según fuentes policiales, los manifestantes avanzaron hasta la puerta de la Casa de Gobierno, tiraron las vallas, quisieron meterse en el edificio y apedrearon los móviles que formaban parte de la custodia.También arrojaron ladrillos contra los ventanales generando situaciones de pánico entre los empleados.

Frente a este escenario, los efectivos de seguridad intentaron despejar la zona mediante el uso de gases lacrimógenos y balas de goma. Los manifestantes respondieron arrojando piedras, palos y tornillos contra el cerco policial y la gobernación. Los incidentes dejaron a 6 manifestantes detenidos, 12 policías heridos, 6 patrulleros destruidos y 10 autos particulares dañados.

Juan Contrisciani, delegado de los trabajadores del Astillero, aseguró que se movilizaron «en el marco del conflicto que venimos teniendo por rumores de despidos», además de «las versiones de achique».

El sindicalista advirtió que reclaman por «el descuento que hemos sufrido en el último mes y amenazas de nuevos descuentos en forma totalmente ilegal en medio de una paritaria abierta. El Gobierno nos está metiendo la mano en el bolsillo y la respuesta de los compañeros fue salir a la calle y por más que el Gobierno levante la reunión de paritaria la vamos a exigir y la vamos a conseguir en las calles luchando como es la tradición del Astillero», manifestó Contrisciani.

Los trabajadores tenían una reunión este martes en el marco de las negociaciones paritarias y un reclamo puntual de los empleados que reclaman la falta de pago de horas extras. La situación se tensó porque el gobierno provincial suspendió el encuentro cerca del mediodía. Posteriormente, la columna de maniufestantes avanzó hacia la sede principal de la gobernación donde los incidentes se multiplicaron rápidamente.

Hay que señalar que los violentos incidentes tuvieron lugar a pocas cuadras del Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata, donde velaban a Isabel Chicha Mariani, la fundadora y segunda presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo que falleció este lunes. Un grupo de manifestantes se refugió en el edificio en el momento en el que comenzaron los incidentes y la situación se desmadró. Las calles céntricas quedaron salpicadas de baldosas destruidas, contenedores de basura quemados y vidrios rotos. Los comerciantes se vieron obliados a cerrar las puertas y bajar las persianas cuando se desató el conflicto.

También se informó que varios empleados de la Gobernación debieron ser atendidos tras ser afectados por un ataque de pánico.

Antes de la marcha hacia la Gobernación, los trabajadores habían cortado durante más de una hora el ingreso y egreso de La Plata por la autopista a Buenos Aires, y posteriormente se habían concentrado en la esquina de 7 y 50, pleno centro de la capital bonaerense.

Desde hace un tiempo, los empleados de la empresa mantienen un fuerte enfrentamiento con la gobernadora María Eugenia Vidal, a la que acusan de perseguir a la conducción sindical encabezada por ATE Ensenada.

La situación se agravó luego de una denuncia presentada por el presidente del Ente Administrador del Astillero, Daniel Capdevila, acusando al gremio de “administración fraudulenta”.

Ezequiel Bértola