Tres vigiladores privados circulaban en moto frente a un country en Canning cuando de repente fueron atropellados por una camioneta que se cruzó de carril. Uno de ellos murió por la embestida, mientras que los otros dos resultaron heridos. La joven que los atropelló quedó aprehendida y le hicieron un análisis de sangre para determinar si estaba alcoholizada al momento del accidente.

El impacto se produjo en la madrugada del domingo en la ruta 58 a la altura de la entrada del country Saint Thomas cuando la conductora de una VW Amarok, Anabella Carballo, de 21 años, se cruzó de carril. Embistió a dos motos, que llevaban a tres vigiladores. Uno de ellos murió y otros dos resultaron heridos por la embestida. La principal hipótesis es que se quedó dormida.

La joven quedó aprehendida y le extrajeron sangre para determinar si estaba alcoholizada o bajo el efecto de drogas. Hasta el momento la causa está caratulada como homicidio culposo, a la espera de los resultados de los análisis. La chica declarará ante la fiscal del caso.

Un vigilador de 25 años murió en el acto y sus compañeros fueron derivados al Hospital de Ezeiza. Uno de ellos fue dado de alta, mientras que el otro sufrió graves lesiones en las piernas y fue derivado a un centro de salud de alta complejidad en la Ciudad de Buenos Aires.

LF