En sintonía con la caída a nivel nacional, en la zona sur las ventas minoristas siguen en picada según señalaron desde las Cámaras de Comercio de Lomas de Zamora y Avellaneda.

Desde el sector advierten, además, que el comercio “está en crisis” porque “no hay consumo” y afirmaron estar “muy preocupados” por lo que pueda suceder en el transcurso del 2019.

El titular de la Cámara de Comercio de Lomas, Alberto Kahale, se refirió a la delicada situación que atraviesa el sector y graficó: “Hicimos una encuesta sobre 22 productos y hubo rubros que bajaron en un 20 o un 30 por ciento”.

Coincidió, en este marco, en que la caída durante febrero rondó el 11,9 por ciento como señalaron desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y alertó que “los números para el minorista no cierran”.
“Aguanta un mes, dos meses, 16 meses y no puede más, tiene que cerrar el local”, apuntó.
Y sentenció: “Estamos muy preocupados. Consideramos que este será un año igual o peor que el anterior”.

Por su parte, Roberto García, de la Cámara de Comercio de Avellaneda, sostuvo que “hoy por hoy los comerciantes no tiene ganancia, trabajan para salvar los gastos”.
Según aseveró, la disminución de las ventas en el distrito “se nota desde septiembre del año pasado” y coincidió con el porcentaje de baja presentado por CAME.

Respecto de las expectativas para el año, García lamentó que “si la inflación viene alta como se está vaticinando, el poder adquisitivo no se va a incrementar” por lo que continuarán las dificultades para los comerciantes.

Carolina Bisgarra