Carolina Ledesma tenía 21 años. Fue ultimada ayer. La habría matado un hombre que llevaba una “doble vida”. El homicida continúa prófugo. Y habría hecho creer a la madre de la víctima que la herida de bala se había producido en un intento de asalto.

Una joven embarazada fue asesinada en las últimas horas de un balazo en el abdomen en su casa de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora, y por el femicidio buscan a un hombre que mantenía una relación con la víctima e intentó simular un asalto, informaron fuentes policiales.

Los investigadores creen que el sospechoso buscado mató a las víctima, identificada por la Policía como Carolina Ledesma (21) para evitar que su esposa se enterase de su relación extramatrimonial con la joven, que cursaba un embarazo de dos meses.

El hecho comenzó ayer a la mañana cuando Ledesma ingresó muerta al Hospital Allende de Ingeniero Budge, en la zona sur del conurbano, y los médicos constataron que presentaba una herida de bala en el abdomen sin orificio de salida.

LF