El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, inauguró el período de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante y lo hizo con duras críticas al Gobierno nacional por retirar al Estado «de donde se lo necesita» y «trasladar a los municipios las responsabilidades».
«Estamos frente a un modelo que decidió retirar el Estado de donde se lo necesita y trasladarnos a los Municipios las responsabilidades», fue la primera crítica del discurso de Insaurralde hacia el gobierno de Mauricio Macri.
En su discurso, Insaurralde hizo un repaso de su gestión, adelantó obras para el municipio y lanzó críticas al gobierno nacional y provincial. Si bien no dijo explícitamente si va a ser candidato a gobernador, sí dejó abierta una puerta: «Tengan esperanza, hay otro camino y lo vamos a construir juntos en Lomas hacia la Provincia y el país».
Además señaló que se encuentra en el desafío de gobernar «frente a un modelo que decidió retirar el Estado de donde se lo necesita y trasladarnos a los municipios las responsabilidades que no puede enfrentar por sus propias acciones».
En ese marcó dijo que cuadruplicó la asistencia directa en materia de acceso a la educación, la salud, la alimentación y la vivienda. «Por primera vez desde que soy Intendente lo que más me pide la gente de los barrios humildes es comida».
En su diferenciación del ejecutivo nacional y provincial remarcó que «hay otro camino y que ese camino se expresa con políticas concretas». Y agregó: «el objetivo central de esta gestión es planificar y llevar a cabo soluciones que den respuesta a las demandas de los vecinos y vecinas, que en el contexto en el que vivimos, hoy más que demandas son preocupaciones».

Carolina Bisgarra