El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) anunció la aplicación de una sanción de $120 milllones a Edesur por considerar deficiente el servicio de atención al cliente en sus oficinas comerciales. Devolverán $ 50 por usuario, en promedio.


El organismo de control dispuso esta sanción al entender que la empresa incumplió durante el primer semestre de 2018 los parámetros de calidad que exige el contrato de concesión para las oficinas comerciales.

Así lo dispuso mediante la Resolución 59 publicada en el Boletín Oficial, en la que se estableció “la decisión de aplicar una multa en pesos equivalente a 30.675.000 kilovatios responde a las faltas que personal del ente observó en inspecciones realizadas entre enero y junio de 2018”.

“La multa aplicada en kilovatios por hora equivale a más de $120 millones que la empresa deberá depositar dentro de los diez días hábiles administrativos” a partir de la notificación, explicaron desde el gobierno nacional.

La sanción se dividirá entre los clientes activos de la empresa; y por tratarse de $ 2,5 millones, cada hogar damnificado por el accionar de Edesur recibiría una compensación cercana a los $ 50.

La mayoría de las quejas estuvo relacionada con temas de facturación, ya que las boletas de pago recibidas en los hogares mostraban números estimados de consumo que pueden ser diferentes de la demanda real final de esos mismos hogares. La distribuidora debe hacer efectiva la devolución correspondiente si es que la estimación se hizo de manera incorrecta.;

De acuerdo al contrato de concesión, tras la privatización de la exempresa Segba, la distribuidora debía “extremar sus esfuerzos para brindar a sus usuarios una atención comercial satisfactoria”, con el detalle de las condiciones vinculadas a los locales, evitar pérdida excesiva de tiempo y satisfacer rápidamente los pedidos y reclamos.

NG