El Gobierno bonaerense anticipó recursos a los consejos escolares para iniciar obras en establecimientos educativos que registraban problemas de infraestructura durante las vacaciones de verano.

La Dirección General de Cultura y Educación, a cargo de Gabriel Sánchez Zinny, envió unos 1.500 millones de pesos para efectuar tareas de mantenimiento: cambios de los techos, arreglos de sanitarios, reinstalación de los servicios de gas o electricidad, ampliaciones, pintura y carpintería.

“Este plan de obras ya comenzó en enero y pautamos extenderlo a los próximos meses de forma intensiva para aprovechar el tiempo en que los chicos no están dentro de sus escuelas”, precisó el mencionado funcionario.

Además, destacó que en 2018 se universalizó el desayuno y la merienda para alumnos tanto de nivel inicial como primario. “Garantizamos el Boleto Estudiantil Gratuito a más de 500.000 estudiantes, entregamos más de 100.000 unidades de mobiliario, más de 1 millón de libros, impresoras 3D, kits tecnológicos más otros 2.5 millones de útiles escolares”, enumeró.

Emmanuel Angelozzi