Boletas de luz y gas con un 800% de aumento, subas en el precio de los insumos y la necesidad de afrontar un ajuste de sueldos con poco nivel de venta son algunas de las cuestiones que complican la situación de un rubro golpeado.

Comerciantes de panaderías del distrito coincidieron en afirmar la baja en el orden del 40 % en las ventas. La cifra encuentra sus agravantes teniendo en cuenta que se trata de la época del año de mayor demanda; y un alimento de primera necesidad en la mesa diaria de todas las familias.

La situación de las panaderías coincide con las cifras generales respecto de la caída en la industria, el comercio y la construcción, dadas a conocer en los últimos meses por la cartera de Industria local, y son reflejo de una situación social cada vez más complicada.

Raúl Pombo, Presidente del Centro de Panaderos de Florencio Varela relató que llegó a tener 50 personas en la puerta de su local en el horario de cierre, para retirar el sobrante de mercadería que al día siguiente ya no puede ponerse en el mostrador, y agregó que incluso vivenció situaciones de violencia entre quienes esperaban una bolsa de pan o facturas.

“Sabemos que todos estamos sufriendo. El país está sufriendo en todo lo que sea industria, comercio. Pero a nosotros nos ha bajado más del 40% el trabajo”, declaró Pombo.

Por su parte, Silvano Babuin, Vicepresidente de la entidad, fue contundente al destacar que “nosotros nos estamos endeudando día a día. Debemos fortunas y no sabemos cómo salir adelante”.

También Carlos Fernández, dueño de Canela, una de las panaderías más antiguas de Varela, relató su situación: “hace 60 años que estamos en el rubro… Y últimamente nos hemos visto comprometidos en la continuidad del negocio. Yo el año pasado estuve pensando en cerrar el negocio porque me estaba endeudando, estaba poniendo en riesgo mi capital porque no podía hacer frente a todos los gastos y el incremento de los insumos”, explicó.

Boletas impagables
Las abultadas boletas de los servicios públicos fueron otro de los grandes condicionantes a la difícil situación por la que atraviesan las panaderías en Florencio Varela. Llegan con cifras cercanas al 800 % de aumento, y con ello no hay bolsillo que aguante.
Para ejemplificar la problemática, Babuin contó que “cuando antes se pagaba $1500 de luz, ahora se paga $8700. Realmente es mucha diferencia y con una merma de trabajo”.

Competencia desleal
Por otro lado, el crecimiento en el último tiempo de panaderías clandestinas, derivaron en una competencia desleal con los locales en regla. Ofrecen igual producto a igual precio, e incluso con envío a domicilio, pero con una fabricación en galpones y sin una carga de impuestos. “No pedimos que los corran, porque entendemos que detrás de esa actividad hay una persona que quizás se quedó sin trabajo y encuentra en eso una salida. Pero sí que vayan poniendo sus cosas en regla para que sea una competencia justa”, consideró respecto de este tipo de panaderías, muchas de las cuales aseguran llegan de distritos vecinos.

Suben los insumos
Por otro lado los valores de la materia prima “que no para de aumentar”, es otra de las trabas a un sector que no encuentra respiro. “Sin bien la harina no ha sufrido tanto aumento, el resto de los productos para la elaboración sí”, consideró el titular de Panaderos local.

Reunión en el Municipio
Comerciantes del rubro fueron recibidos por el Secretario de Gobierno, Andrés Watson y el Secretario de Industria y Desarrollo Productivo, Martín Pollera, ante quienes plantearon los inconvenientes en el sector.
“Le contamos sobre las cosas que venimos pasando hace rato los panaderos, por todos los aumentos que están pasando, de luz y gas, más el trabajo que entra de afuera de manera clandestina que nos está dejando sin trabajo a los panaderos de Florencio Varela”, puntualizó Pombo.

ebertola