Ante la llegada del frío, se deben tener en cuenta algunos recaudos a la hora de calefaccionar los hogares, y de esta manera, prevenir incendios y accidentes domésticos por inhalación de monóxido de carbono.
“Los incendios entre un 75% y un 80% son generados por cortos en los sistemas eléctricos, debido a instalaciones precarias”, señala el Director de Defensa Civil, Franco Risso.
En este sentido, el funcionario explica “en algunas casas para calentar el ambiente, hacen resistencias muy precarias que provocan cortocircuitos importantes dentro de las viviendas, generando un incendio por el recalentamiento de los cables, que automáticamente se prenden fuego”.
Por otra parte, otro de los accidentes domésticos más comunes en esta época del año, son las intoxicaciones por monóxido de carbono.
Al respecto el Secretario de Salud, Mario Rodríguez remarcó que “para evitarlos, en primer lugar, si tenemos estufas a gas, tanto a garrafa como natural, es recomendable que los artefactos sean controlados por un gasista matriculado que va a saber regular la llama para que no genere alguna emanación que pueda llegar a perjudicar la salud”.
Además, “se recomienda tener una ventilación permanente en cada ambiente de la casa”, recalca Rodríguez. El funcionario recomienda mantener en los espacios calefaccionados, alguna ventana abierta para la renovación continua del oxígeno.
El monóxido de carbono es llamado comúnmente “el asesino silencioso” porque es un gas que no se ve ni tiene olor. Pero, según explican los profesionales, es tan peligroso que puede causar la muerte o lesiones neurológicas importantes en algunos casos.
Vale recordar, que ante cualquier tipo de emergencia, debe comunicarse a la línea gratuita de Seguridad 0800- 999 1234, opción 1.

ebertola