Fomentistas, representantes de clubes, centros de jubilados y otras instituciones ven con preocupación el panorama actual, y temen por cómo harán para afrontar boletas que este año se presentan todavía mas elevadas.

Tres representantes de emblemáticas sociedades de fomento de Florencio Varela visitaron los estudios de la 97.7, y en el programa ‘Primera mañana’ se refirieron a la dramática situación que atraviesan las entidades barriales en el distrito. “Nos sustentábamos en gran medida gracias a la cuota social que pagaban los vecinos. Pero por la crisis económica ya no están en condiciones de hacerlo, y no llegamos a cubrir los gastos a fin de mes. Los vecinos no pueden pagar una cuota social de 50 pesos, porque prefieren comprar el pan para sus hijos”, detalló Susana Núñez, de La Sociedad de Fomento “Mayol”.

“Lamentablemente hoy tenemos que decir que nos cuesta mucho llegar a fin de mes y pagar los servicios como la luz, el gas y el agua. Es en realidad una situación muy crítica”, explicó; y agregó que previo a 2015 “llegábamos bien a pagar todos estos servicios, pero hoy por hoy no podemos”. Sobre ese tema, contó que muchas veces el dinero termina juntándose entre los mismos miembros de la comisión.

La situación fue complicándose cada año a partir de entonces, y tras el nuevo cuadro tarifario aprobado por el gobierno nacional los primeros días de enero, todo indica que la angustia para este 2019 será aún peor.

El testimonio de Susana coincide con el de Graciela Ruíz, de la Sociedad de Fomento “Don José”, de ese mismo barrio. “Tenemos muchos chicos que vienen a ritmo latino o taekwondo. Nosotros en una primera instancia tratábamos de darle alguna vianda. Hoy ya no lo podemos hacer”, relató al tiempo que detalló que para los clubes de fútbol el panorama es todavía peor, ya que deben pagar el viático para salir a jugar afuera, las viandas, la luz y todo el resto de los servicios.

“Lo mismo pasa con los alquileres. La gente ya no tiene plata para venir, hacer una fiesta y alquilar la institución, por más económico que sea ese alquiler”, explicó en relación a lo que hace un tiempo representaba uno de los sustentos más importantes de las entidades.

Ramón Cristaldo, de Sociedad de Fomento “El Nacional”, en Villa Arias fue otro de los invitados a la mesa de la 97.7. Tras lamentarse por boletas de luz que rondan los 14 mil pesos, no reparó en anteponer una visión optimista al tema, porque “un fomentista no se da por vencido ni aún vencido”.

En este sentido se refirió a la función de contención social que tienen las instituciones, el rol de  integración social, y el tratarse de una herramienta fundamental para sacar a los chicos de la calle.

“La historia de la película Luna de Avellaneda es la historia real de nosotros, de los fomentistas … El club era el núcleo del encuentro del barrio y de la familia”, y es ese espíritu el que desea que se traslade de generación en generación. “Queremos que la juventud copie los valores de estas instituciones”, valoró.

Por eso, nunca bajar los brazos y transformar la crisis en oportunidad son los dos grandes lemas que eligen seguir.

Emmanuel Angelozzi