El Municipio de Varela comenzó la  ejecución de tareas esterilizantes para evitar la incubación de los mosquitos transmisores y la expansión del proceso infeccioso. La desinfección en el cementerio comunal consistió en una fumigación de la zona con productos químicos y la remoción de todos los elementos propicios para la gestación de los insectos  que transmiten el virus.

“La idea de esterilizar el área está vinculada con la acumulación de agua en los floreros. Es un ambiente favorable para la reproducción del Aedes Aegypti. No haremos una utilización indiscriminada del método en el distrito, solo en lugares que reúnen determinadas condiciones”, detalló el Secretario de Salud varelense, Mario Rodríguez.

La comuna recibió información sobre infectados en partidos vecinos. Por ese motivo, el Intendente convocó una reunión de gabinete. El objetivo: diseñar una estrategia y controlar la proliferación de vectores.

Mediante el trabajo articulado entre la Secretaría de Salud junto a la cartera de Ambiente y Desarrollo Sustentable más la colaboración de Higiene Urbana, el municipio desarrolló un efectivo plan de acción para bloquear la enfermedad en la localidad.

“Los casos registrados en nuestra jurisdicción no son autóctonos. Son varelenses que contrajeron la enfermedad fuera del distrito. Para evadir la propagación viral, efectuamos un tratamiento del foco: garantizamos la asepsia del domicilio y sus manzanas aledañas”, explicó el funcionario.

Posteriormente, recordó la instalación de un stand informativo en el Parador Sur para concientizar a los viajantes. “No registramos presencia del virus en nuestra jurisdicción. La enfermedad puede llegar a través de una persona que visitó lugares endémicos como Brasil, Paraguay o Misiones”, describió Rodríguez.

Maximiliano Di Leo, veterinario perteneciente al Departamento de Zoonosis y Bromatología, aclaró que la fumigación reduce la población de mosquitos. “La droga que empleamos elimina los insectos adultos. El procedimiento requiere dos etapas: en primer lugar, una persona aplica la fumigación caminando; en segunda instancia, empleamos una camioneta para ampliar el rango de influencia teniendo en cuenta la dirección del viento”, especificó.

Además, el personal del cementerio reemplazó el líquido de los floreros por arena húmeda e inhabilitó canillas para intensificar los métodos preventivos.

ebertola