El tradicional canje de prendas de vestir, alimentos y todo tipo de productos vuelven a ser protagonistas. El sistema, que sumó notoriedad durante 2001, llegó nuevamente al distrito.

Dos veces por semana, los miércoles y sábados, de 14 a 17 hs. en la Plaza de la Estación Zeballos, se monta una gran feria conocida como “El Club del Trueque”. Allí, los vecinos se dan cita para intercambiar calzado, ropa, alimentos perecederos y comidas elaboradas, útiles escolares, artículos de bazar y perfumería, y todo aquello en desuso, por productos que necesiten

Hay quienes llegan para elaborar pizzas en el momento, que intercambian por harina, aceite o potes de dulce de leche. Otros ofrecen ropa en desuso a cambio de pañales; o productos de bazar por otros artículos de supermercado como leche, y hasta verduras, frutas y carne.

En esta modalidad, las redes sociales (sobre todo el Facebook) funcionan como herramientas para acordar de antemano con otros vecinos cómo va a concretarse el canje. Luego resta esperar el día del encuentro, y colocar su nombre en el pecho, para poder identificarse con facilidad.

El fenómeno, que aseguran que convoca cada vez más gente, pone como regla canjes no superiores a los 60$, y vecinos de la zona aseguran que es posible autoabastecerse sin ir al supermercado mediante esta forma particular de compra.

ebertola