La niña varelense resiste una compleja intervención quirúrgica y sale del quirófano perteneciente al Hospital Italiano con un nuevo corazón tras la aparición de un donante el lunes por la madrugada.

El resultado es muy satisfactorio. Con tan sólo doce años, la paciente supera una cirugía de siete horas. Luego del primer diagnóstico, los médicos deciden trasladarla al sector de cuidados intensivos para continuar con su observación.

Las próximas horas serán trascendentales para su evolución: deberán verificar el proceso de adaptación y la recuperación de la pequeña estudiante en el Instituto Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

A mediados de diciembre, un virus infecta a Selene con graves consecuencias en su corazón. En enero, una miocardiopatía dilatada complica su cuadro clínico. Tras una larga lucha, ingresa en Lista de Emergencia Nacional a la espera de un trasplante.

DEA