Este domingo se celebró la misa central por las Bodas de Oro de la Parroquia Nuestra Señora de Luján, ubicada en el barrio de Zeballos, bajo el lema “50 años evangelizando con María”.

Luego del arribo de la procesión que acompañó a la imagen de la Virgen de Luján desde la Parroquia Inmaculada Concepción de la Medalla Milagrosa, el intendente Julio Pereyra realizó el descubrimiento de una placa alegórica, junto al Obispo de la Diócesis de Quilmes, Monseñor Carlos Tissera.

“Hace un año el padre Enio me decía que me reservara este día para estar hoy con ustedes”, explicó el Obispo. Asimismo, destacó la necesidad de “ser agradecidos a Dios y a la gente que a lo largo de los años, ha ido conformando esta comunidad y que gracias a ellos, podemos celebrar este aniversario”.

El cura de la Parroquia anfitriona, Enio Cargnello, agradeció la presencia de todos, y en especial destacó la función del “padre Orsi, quien luchó por la adquisición de los terrenos para la parroquia”. A su vez, enfatizó el compromiso del intendente por la atención y el cuidado hacia los feligreses.

Una fiesta para todos los feligreses y vecinos

Luego de la misa, una docente y trabajadora de la Parroquia, sintetizó la alegría que se vivió al poder formar parte de la celebración, y hacerlo junto a su marido. “Éramos novios cuando se creó la Parroquia. Hoy, revivimos tantos momentos de iglesia y acciones comunitarias, que se me hace difícil expresarlo con palabras”.

Su marido, asentía con la cabeza a lo manifestado por su esposa. “Teníamos un grupo zonal cuando éramos jóvenes y compartíamos muchos momentos junto a los sacerdotes. Ahora vamos recordando aquellos sucesos vividos y sin duda, tenemos que agradecer a Dios todo eso”.

Durante el transcurso de la jornada, sobre la Avda. Tte. General Perón, los vecinos y feligreses pudieron disfrutar de comprar productos de emprendedores e instituciones de la región y una variedad de stands de comidas. Cabe destacar, que sobre el escenario en el que se presidió la misa, se desarrollaron números artísticos.

ebertola