Así lo confirmó Alberto Fernández al jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, y luego al rey Felipe VI.

Alfonsín en los últimos meses había mostrado su sintonía con el Frente de Todos. De hecho, el 29 de noviembre se reunió con Fernández en pos de acercar posiciones y “terminar con la grieta”. En aquella oportunidad ambos dirigentes calificaron el encuentro como “muy positivo” con “una charla muy afectiva y sincera”.

Y, el pasado 11 de enero, el hijo del fallecido presidente criticó el rol de su partido dentro de la alianza Juntos por el Cambio. Y aseguró que “la UCR tiene más afinidades con el peronismo que con el PRO aunque lo disimuló muy bien estos últimos cuatro años. Históricamente el peronismo y la UCR han tenido, en materia económica y social, visiones muy afines. Tranquilamente los radicales pueden integrar alianzas con peronistas”.

En ese entonces, confesó que tuvo una propuesta de integrarse al Gobierno, un “gesto generoso” del presidente Alberto Fernández: “Alberto me quería dentro del Gobierno, me ofreció un cargo, fue muy generoso conmigo. Yo le dije que puedo ser más útil desde la oposición”.

Respecto del primer mes de gobierno del Frente de Todos, el ex diputado bonaerense se manifestó “más aliviado y seguro sobre el futuro” porque “hay un gobierno que cree que la política no debe desentenderse de la economía y es consciente de que si no se ocupa de la economía se generan sociedades más injustas”.

LF