El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó hoy que «a pesar de las dificultades económicas» que se atravesaron este año sigue adelante «con mucho esfuerzo el plan de infraestructura más ambicioso de la historia de la Argentina».

En ese sentido, Frigerio aseguró que «seguir con las obras públicas en todo el país es muy importante porque nos da ánimo para encarar el año que viene con mucha fuerza».

«Por ejemplo, ya publicamos los pliegos para la realización de la represa Portezuelo del Viento en Mendoza, una obra esperada desde hace 70 años por los mendocinos y que tendrá una inversión de 700 millones de dólares. Esta presa no sólo generará energía limpia para más de 130 mil hogares y favorecerá el desarrollo agropecuario y regional sino que, lo más importante, generará 3 mil puestos de trabajo directos y 8 mil indirectos», indicó el ministro. .

En ese sentido, destacó que «lo mismo pasa con la represa El Tambolar, en San Juan».

«La semana pasada estuvimos allí con el gobernador Sergio Uñac para la apertura de ofertas para otra obra de suma importancia para la región cuyana con una inversión de otros 750 millones de dólares. Acá también estamos hablando de energía limpia para 100 mil hogares sanjuaninos y más de 23 mil hectáreas nuevas para el cultivo, algo fundamental para el desarrollo económico de la provincia, además de los 1.500 puestos de trabajo directos e indirectos que generará El Tambolar», añadió.

Frigerio dijo que «así como estas dos obras, en las últimas semanas recorrimos varios puntos del país para inaugurar otros proyectos que son posible, como pregona el Presidente (Mauricio Macri), gracias al trabajo en equipo entre el Gobierno nacional, las provincias y los municipios».

En declaraciones radiales, el ministro a cargo de las obras de infraestructura urbana indicó que «para Córdoba y Santa Fe firmamos un convenio obras de renovación urbana de más de 70 localidades; estuvimos en Concepción, en Tucumán, en la inauguración de la peatonal y de las obras de urbanización; en Río Gallegos, en Santa Cruz, recorrimos los desagües para 30 mil vecinos; y en Río Grande, en Tierra del Fuego, inauguramos obras del Sector Margen Sur, uno de los sectores más postergados de la provincia».

«Lo importante es que las obras van a seguir porque además de ser la forma en la que podemos solucionar problemas concretos de los vecinos, dan trabajo y eso es lo que necesitamos en la Argentina», concluyó.

LF