El gobierno ruso reiteró su respaldo a Nicolás Maduro y rechazó la estrategia de Washington de generar una «dualidad de poder». «Salta a la vista el propósito de aplicar el guión ya probado de derribo de gobiernos indeseados», planteó la cancillería rusa y advirtió que cualquier intervención militar extranjera sería «una vía directa hacia la anarquía y el baño de sangre».

«El juramento del opositor ‘presidente interino de Venezuela’ Juan Guaidó y su inmediato reconocimiento por Estados Unidos y otros países busca acentuar la división de la sociedad venezolana, incrementar la confrontación en las calles y continuar la escalada del conflicto», sostuvo la cancillería rusa a través de un comunicado.

«Hacemos un llamado a los políticos venezolanos sensatos que se encuentran en la oposición al gobierno de Nicolás Maduro a que no se conviertan en peones de una partida de ajedrez ajena», subrayó. «La tarea de la comunidad internacional es ayudar al entendimiento entre las diversas fuerzas políticas de Venezuela», finalizó el texto.

AgenHoy Digital