Investigadores de la UNLP, el Conicet y el Hospital El Cruce de Florencio Varela analizan el rol de una proteína conocida como Hv1.

Según explicaron en un comunicado, las patologías como leucemias agudas, síndromes mieloproliferativos y linfoproliferativos, síndromes mielodisplásicos y neoplasias de células plasmáticas presentan una elevada morbi mortalidad y su tratamiento clásico, basado en terapias citotóxicas, tiene variada eficacia con gran impacto en la calidad de vida de pacientes.

“La traslación a la clínica, mediante el posterior desarrollo de fármacos o anticuerpos contra nuevas estructuras celulares representa una mejora sustancial en la calidad de vida del paciente gracias a terapéuticas eficaces y seguras”, aseguraron.

La directora de proyecto, Verónica Milesi, comentó que “el estudio propone que la inhibición de HV1 podría inducir la muerte de la célula tumoral por acidificación” y agregó que la hipótesis “fue demostrada previamente por nuestro grupo en una línea celular modelo, y ahora en colaboración se estudiará en las células tumorales de pacientes con diagnóstico de distintas enfermedades oncohematológicas”.

LF