Investigadores de la Universidad de Tel Aviv presentaron un corazón vivo que palpita fabricado con células de corazón real tomadas de un paciente humano. Es un avance que abre vías hacia los trasplantes del futuro.

Científicos de Israel dieron a conocer el primer corazón vivo fabricado con una impresora 3D y células de corazón real tomadas de un paciente humano.

En cuanto a cómo fue realizado, el director de la investigación le explicó al medio Infobae que tomaron una pequeña biopsia de tejido grado del paciente, quitaron todas las células y las separaron del colágeno y otros biomateriales. Luego las reprogramaron para que sean células madre y las diferenciaron para que sean células cardiacas y células de vasos sanguíneos.

Este avance «pavimenta el camino hacia la medicina del futuro», con la esperanza de que aquellas personas que necesiten trasplantes puedan conseguirlos en laboratorios y con menor tasa de rechazo.

«Es la primera vez que se hace un corazón con una impresora 3D con tejido humano de un paciente», explicó el director de la investigación, profesor Tal Dvir.

Melisa Delgado Niglia