Un estudio desarrollado por la Universidad de Cambridge, que se publicó en la Revista Science, dio como resultado que el consumo excesivo de grasas buenas, como la palta, podría aumentar el riesgo a un ataque cardiaco.

Tanto el aceite de oliva, como el pescado, las nueces y obviamente la palta son los responsables de elevar los niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL), conocido como “colesterol bueno”.

Por lo mismo, son considerados alimentos buenos para el organismo, sin embargo, si se consume en altas dosis, podría generar inconvenientes, de acuerdo con el trabajo.

Los científicos se centraron en ensayos donde se aumentó el HDL con medicamentos, en los cuales fracasó la misión de reducir los ataques cardiacos.

Además analizaron a personas con una mutación en el gen llamado SCARB1, que pese una de cada 1700 personas, tenían niveles muy altos de colesterol bueno, y con un 80% de probabilidad de sufrir una enfermedad cardiaca.

“Esto es importante porque siempre hemos creído que el colesterol bueno está asociado con un menor riesgo de enfermedad cardiaca. Este es uno de los primeros estudios que muestra que algunas personas tienen niveles altos de colesterol bueno, también pueden tener un mayor riesgo de enfermedad cardiaca”, se indicó en el estudio. .

MD