“La ausencia del Estado agrava las situaciones epidemiológicas”, concluyó la fundación Soberanía Sanitaria sobre los casos de hantavirus donde hasta ahora, murieron 11 personas.


“En una clara muestra de la función asignada a la cartera sanitaria nacional desde 2016, las acciones que la Secretaría de Gobierno en Salud viene desarrollando a raíz del brote de hantavirus son únicamente de comunicación”. Así reza uno de los párrafos del duro informe que la fundación Soberanía Sanitaria publico sobre la crisis desatada por el brote de hantavirus en el país, que ya desató 11 muertes en dos provincias (Chubut y Salta). “La ausencia del Estado agrava las situaciones epidemiológicas”, concluyeron.
Soberanía Sanitaria insistió: “Como agravante de esto, cabe mencionar que la comunicación fue tardía (alerta epidemiológico emitido un mes después del conocimiento de los primeros casos), inespecífica y poco clara, generando preocupación y alarma pero sin transmitir adecuadamente medidas de cuidado”.
Además, cuestionaron el impacto del ajuste que el macrismo lleva adelante en materia de salud sobre la situación: “Hemos mencionado en informes anteriores que el presupuesto anual es una de las principales herramientas para entender cuál es el objetivo real del gobierno y cómo piensa implementarlo. Desde el año 2016 a esta parte el presupuesto del (ex) Ministerio de Salud de la Nación ha sido víctima del recorte sistemático”, resumieron.

NG