Así fue expresado por el Secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, en el marco de una conferencia de prensa que realizaron en Esquel las autoridades de salud provinciales y nacionales junto a funcionarios municipales.

Destacó el trabajo del Ministerio de Salud, el Área Programática Esquel y del Hospital Zonal de Esquel: “Especialmente teniendo en cuenta el desafío de este brote que fue de transmisión que era inusual. No habíamos tenido esta vía por muchos años porque todos eran ambientales”, expresó y continuó: “sorprendió por la dinámica y esto hizo que al principio generara muchísima preocupación, que seguimos tieniendo, pero se hicieron las cosas de una manera profesional”.

Luego detalló el estado de situación de la epidemia: “Seguimos con los mismos números y el aislamiento selectivo respiratorio de unas 100 personas. Una de las buenas noticias es que estos últimos casos confirmados ya estaban en aislamiento selectivo por lo que la probabilidad de contagio es muy baja”.

Si bien se mostró cauteloso y dijo que están alertas ante “un escenario complejo que puede volverse adverso”, dijo que “es probable que si continuamos así, el brote se contenga en las próximas semanas. Seguimos teniendo 28 confirmados”.

Finalmente diferenció el brote de Epuyén por su cepa y origen con los casos registrados en Jujuy, Salta y Buenos Aires.

En la conferencia también estuvieron presentes el Ministro de Salud de Chubut, Adrián Pizzi, autoridades del Área Programática de Esquel, del Hospital local, el Instituto Malbrán y el Intendente Sergio Ongarato.

MD