En el Hospital de Alta Complejidad funciona el Centro Coordinador de Cardiopatías Congénitas y semanas atrás, se operó a un bebé de solo cinco días de vida derivado de la provincia de Formosa. Se trató de una cirugía cardíaca compleja y después de un mes y medio de internación el paciente se fue de alta.

Dentro de la complejidad que significó la cirugía al bebé recién nacido, se conectó al niño al ECMO, un equipo de alta complejidad para asistir a pacientes con deterioro pulmonar y cardíaco grave. Después de un mes y medio de internación el paciente se fue de alta. Volvió con su familia en vuelo sanitario a su provincia natal.

El bebé

Alain nació en Formosa y al nacer los profesionales le diagnosticaron una cardiopatía congénita. La solución estaría en el Hospital de Alta Complejidad en Red El Cruce de la localidad de Florencio Varela. Fue por eso que fue derivado. Con solo dos días de vida, viajó en vuelo sanitario acompañado por su mamá y su abuela.

Se trataba de una trasposición de los grandes vasos, es decir “los vasos están rotados la arteria pulmonar sale del ventrículo izquierdo y la arteria aorta sale del ventrículo derecho es una cardiopatía compleja que se debe resolver de manera quirúrgica en la etapa neonatal, de lo contrario no hay chances de sobrevida”, explicó la Dra. Alejandra Vecchio coordinadora de la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica (UTIP) en donde permaneció internado el bebé.

La cirugía

El equipo de cirujanos cardiovasculares infantiles que coordina el Dr. Alejandro Jorajuria fueron los encargados de realizar la operación. El Dr. Miguel Chappuis fue quién realizó la cirugía el paciente nació con una cardiopatía congénita denominada trasposición de los grandes vasos una patología que sin tratamiento las posibilidades de sobrevida son nulas. Por eso se decidió afrontar la operación. Fue un desafío porque era un bebé de muy bajo peso para este tipo de cirugía. El bebé tenía cinco días de vida y pesaba 2,800 kilos aproximadamente. Y eso siempre influye en el pronóstico. Pero la cirugía transcurrió sin ningún tipo de dificultad. Una vez finalizada el corazón latió enseguida. Pero el paciente hizo una hemorragia pulmonar severa intraquirúrgica.

En ese momento el pulmón sufrió un poco y empezó a claudicar la función del corazón por eso se decidió conectar al bebé al ECMO (Oxigenación con Membrana Extracorpórea). Una tecnología con la que cuenta el hospital para brindar apoyo a pacientes con insuficiencia respiratoria grave o insuficiencia cardiorespiratoria por falta de respuesta a los tratamientos convencionales. En este caso el bebé estuvo alrededor de dos días con esa asistencia. Lo cual posibilitó recuperar la hemorragia pulmonar.

Melisa Delgado Niglia