La Cámara Federal de Comodoro Rivadavia dejó sin efecto el sobreseimiento del gendarme Echazú y ordenó reabrir el expediente para cumplir las medidas de prueba que no se realizaron. 

Tal como viene insistiendo la familia de Santiago Maldonado, muy lejos está su caso de haber sido esclarecido como para dictar el cierre de la investigación. Así lo acaba de resolver la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, en un fallo que ordena también cumplir las medidas pendientes. 

La abogada Verónica Heredia dijo a Página/12 que «es muy importante porque demuestra la arbitrariedad con que se cerró la causa». Los jueces determinaron que al menos queda averiguar si hubo abandono de persona y mantuvieron al magistrado Lleral que la abogada piensa recusar.

El 29 de noviembre el juez Gustavo Lleral había archivado el expediente de la investigación por la muerte de Santiago Maldonado. “Él solo, sin que nadie lo notara, se hundió”, escribió el magistrado, pero no explicó qué pasó durante el operativo de Gendarmería que terminó con el joven desaparecido y ahogado.

La familia denunció que el juez “fue apretado», pero Lleral lo desmintió. Además de la familia, todas las querellas -el Cels, APDH, AEDD y la CPM- habían apelado ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia esa decisión del magistrado.

«Para proceder al archivo de la causa debe cuanto menos arribarse a une estado de certeza corroborante respecto de la inexistencia de delito o de medidas probatorias», remarcó el tribunal de alzada». En esa línea agregó que «se impone la necesidad de profundizar la presente investigación».

La Cámara admitió que la autopsia fue «deficitaria», dijo Heredia al tomar conocimiento del fallo. «No se explica la fecha de la muerte, algo que dijimos desde que salió, y también dice que hay que peritar los billetes», añadió.

Fuente: Página 12

Agenhoy