Con vencimientos por US$2705 millones, la provincia de Buenos Aires enfrenta un calendario exigente y se encamina a su propia renegociación.

En ese escenario, el mercado tomó nota del testimonio del ministro Martín Guzmán, quien dijo hoy que la Nación no tiene en sus planes un giro de fondos para asistir al mayor distrito del país, y los bonos provinciales se desplomaron hasta un 8%.

«No estamos contemplando hacer un salvataje financiero por US$250 millones el día 26 de enero», dijo el titular del Palacio de Hacienda públicamente. Su afirmación hace referencia a uno de los vencimientos que forman parte de los US$725 millones de deuda provincial que, entre capital e intereses, vencen en enero.

Melisa Delgado Niglia