Fue luego de una reunión que mantuvieron trabajadores de la línea ferroviaria con autoridades de la Secretaria de Trabajo de la Nación.

Los empleados del ferrocarril, que une la estación porteña de Once con el partido bonaerense de Moreno, habían iniciado a la medianoche de este martes un paro por 24 horas para reclamar mejoras en las condiciones laborales.

La medida de fuerza había sido decidida el jueves de la semana pasada en una asamblea general del sector de jefas y jefes de estación, pero desde entonces no había existido una convocatoria de la compañía ni de la Secretaría de Trabajo para abrir una negociación.

El secretario General de la Seccional Oeste de la Unión Ferroviaria, Rubén “Pollo” Sobrero dijo que «aceptan que el cuerpo de delegados esté en la discusión sobre el tema de un nuevo lugar para las compañeras, y hemos rechazado estos lugares porque no están en condiciones».

Además el dirigente aseguró que el Ministerio de Trabajo los convocó para ir a discutir en el marco de una conciliación obligatoria. «Vimos buena predisposición del ministerio. La empresa bien, gracias. Los trenes ahora empiezan a moverse».

Agenhoy