Luciano Galfione, Secretario de Fundación Proteger, precisó que «la industria textil atraviesa un momento crítico como hace 20 años no ocurría,con una pérdida de 35 mil puestos de trabajo».


«La industria textil atraviesa un momento crítico como hace 20 años no lo hacía», precisó Galfione, quien agregó que «todos los días las empresas que subsisten están despidiendo gente»-El dirigente empresario también señaló que «la industria responde al mercado interno» y que “el problema es la caída del consumo y las importaciones, porque ambas dinamitan la industria”.

«Desde 2015 a esta parte la industria perdió 17 mil puestos formales en la actividad. Y si contamos puestos formales e informales estamos hablando de 35 mil puestos de trabajo que se perdieron», explicó.

Además se mostró reticente a la reforma laboral sectorial que impulsaba el Gobierno porque “la industria ha cambiado sus procesos, hay que discutir y mejorar convenios colectivos, pero eso no se puede hacer rápido y con una fórmula preestablecida”.

“La reforma laboral requiere una discusión amplia con el Estado y los sindicatos, no podemos precarizar la mano de obra”, sentenció Galfione y agregó: “Hoy los empresarios lo que proponen es volver a tener venta y mercado, sin eso no hacemos nada”.

AgenHoy Digital