Compartir

La novedosa intervención se llevó a cabo en el Hospital Mi Pueblo, a 2 pacientes de Florencio Varela que sufrían de hipoacusia neurosensorial profunda unilateral. Los implantes colocados fueron tramitados, a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El equipo quirúgico que intervino son: Dr. Luciano Nápoli (Director Asociado del Hospital Mi Pueblo y Docente adjunto de la Cátedra de ORL), Dr. Cristian Urban (del Servicio de ORL del Hospital San Martín), Dr. Alberto Urban (Director Ejecutivo del Hospital San Martín y Profesor de ORLTitular de la Facultad de Medicina de la UNLP).

Los pacientes atendidos fueron Gasparina Aquino y Marcelo Gómez, ambos vecinos de Florencio Varela. En este caso, Gasparina presentaba un caso de hipoacusia súbita; en tanto Marcelo sufrió una hipoacusia secular producto de un accidente de tránsito, con fractura craneana.

El Dr. Nápoli explicó la trascendente operación: “Hemos realizado por primera vez en nuestro hospital la cirugía de colocación de implante auditivo osteointegrado BAHA ATTRACT UNILATERAL, en 2 pacientes: un joven de 19 años y una mujer de 50 años.
La cirugía se realizó en conjunto con el servicio de ORL del Hospital San Martín de La Plata, la cátedra de ORL de la Facultad de Medicina de la UNLP y el servicio de ORL del Hospital Mi Pueblo.
Los resultados quirúrgicos fueron óptimos; se pudo realizar gracias a la tarea eficiente de cada uno de los integrantes del equipo de quirófano de nuestro Hospital: Personal de Enfermería, instrumentadora, coordinación de quirófano y personal de limpieza. Debo destacar la labor del servicio de anestesia y en especial al Dr. Sebastián Daru, quien intervino directamente en ambas cirugías.
El trabajo en equipo nos hace crecer para poder ayudar a la población que necesita de nosotros”.

En tanto, Sandra Tognola (Jefa del Servicio de Fonoaudiología del Hospital Mi Pueblo), destacó el problema auditivo previo de los pacientes quienes “sufrían de Hipoacusia sensorial irreversible de un oído, llegaron a la operación debido a que la coclea no tienen células sensoriales que puedan captar los sonidos con los audífonos comunes. El procesador colocado, funciona recogiendo el sonido del lado de la sordera y lo envía mediante el hueso a la coclea del oído contrario, evita el efecto sombra, el paciente tenga una audibilidad de 360°”.

Gasparina Aquino, se mostró muy emocionada “antes no escuchaba si me hablaban de atrás, entonces tenía que mirarlos para identificar qué me decía la gente cuando me hablaba. Con este implante escucho perfecto y ya no tengo tampoco el zumbido que tanto me molestaba. Agradezco a los profesionales del Hospital por la atención, me cambió la vida”.

Compartir

Comentarios