Lo aseguró el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, quien además señaló que «la prioridad para estos próximos meses es la necesidad de la alimentación, la nutrición, los medicamentos, el dengue y el sarampión».

Reunión de Comisión de Salud. Martes 19 de Junio del 2018. Salón Illia del Senado de la Nacion. Foto: Delfina Linares /COMUNICACIÓN SENADO

«Tenemos un plan que involucra a todos los trabajadores de la salud, vamos a convocar a todo el mundo, tenemos que controlar la circulación del virus del sarampión, y esto se hace con la participación de toda la comunidad», expresó Gollan.

El ministro advirtió que la infraestructura edilicia está mal. «Hay una cuestión de falta de inversión de estos cuatro años, y otra, esto hay que decirlo, es la estructural, que data de más tiempo, por lo que tenemos que trabajar fuertemente en eso«, dijo en diálogo con la prensa en el teatro Coliseo Podestá, en La Plata.

Respecto del brote de sarampión que afecta al distrito, precisó que «hay muchos sectores de la provincia con baja cobertura de la dosis que llamamos cero, entre los seis y once meses de edad, y en algunos lugares no llegamos al 40 por ciento de esa cobertura, y ahí esta llegando el virus, así que es un trabajo muy duro, arduo«.

El funcionario, además  confirmó que la provincia de Buenos Aires adherirá al Protocolo de Interrupción Legal de Embarazo (ILE), y consideró que «duele cada mujer que se muere por no poder acceder a un aborto seguro».

El ministro trazó un escueto panorama de la situación sanitaria y en ese sentido, dijo: «Es peor de lo que imaginábamos, ya que no solo hay falta de presupuesto, porque dejan 1300 millones de pesos de deuda en salud y no se les paga a los prestadores desde abril, con deuda en IOMA de 7.400 millones de pesos, sino que el 60% de los niños está por debajo de la línea de la pobreza, y no se alimentan bien».

AgenHoy Digital