El uso de capacidad instalada en la industria se ubicó en 56,9% en diciembre último, el segundo nivel más bajo del 2019.

En noviembre de 2019, el índice se había ubicado en el 60,7% mientras que en diciembre del 2018 había llegado a 56,6%, indicó el organismo.

El registro de diciembre es apenas superior al 56,2% verificado en enero de ese mismo año, mientras que el más alto fue el de mayo cuando trepó al 62%.

Los bloques sectoriales que cerraron el año con niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al general fueron: refinación del petróleo (78,6%), sustancias y productos químicos (68,8%), papel y cartón (68,1%), industrias metálicas básicas (66,1%), productos alimenticios y bebidas (63,3%) y productos minerales no metálicos (57,2%).

En el otro extremo se ubicó la industria automotriz, cuyo nivel de uso de capacidad instalada se ubicó en apenas el 21,1% contra 25,6% de noviembre anterior. También tuvieron porcentajes menores al promedio general los siguientes rubros: tabaco (50,1%); edición e impresión (49,3%); caucho y plástico (44,7%), textil (41,1%); metalmecánica (40%) y por ultimo, automotriz (21,1%).

   El bloque de alimentos y bebidas registra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 63,3%, en diciembre de 2019, superior al de igual período de 2018 (58,9%).

   Según explicó el organismo público, el mayor nivel se explica, principalmente, por el aumento registrado en la elaboración de carnes vacuna y aviar, molienda de cereales y oleaginosas y bebidas.

Agenhoy Diario