El economista José Luis Espert opinó sobre la crisis económica y afirmó que “Argentina necesita menos impuestos y costos laborales más bajos”.Asimismo, defendió las consignas del libre comercio y una drástica reducción del gasto público para poder bajar la presión impositiva.

«Este Gobierno es parte del problema y no de la solución. Es parte del sistema que nos devora. No es que es un inocente actor que tropezó con una piedra», aseguró.

En relación a sus propuestas de campaña, el candidato a presidente aseguró: “Lo que vengo sosteniendo hace 25 años. Argentina va a seguir fracasando inevitablemente si sigue haciendo lo mismo. Sólo va a tener prosperidad, a la larga, si hace los cambios que hay que hacer. Si no tira a la basura la sustitución de importaciones, implanta un régimen de total libre comercio con el mundo, si no baja el gasto público para bajar impuestos y que nos tengamos déficit, si no derrumba el edificio laboral que construyó Perón de la mano de la carta de trabajo de Benito Mussolini, vamos a seguir fracasando. No hay solución dentro del sistema, hay que cambiar el sistema”.

También hizo un análisis sobre su plan antiinflacionario, algo que el Gobierno de Cambiemos no pudo solucionar: “Argentina tiene que crecer para que haya demanda de dinero. Hoy el Gobierno se equivoca en sostener “emisión cero” pero con una economía estancada, donde la demanda de dinero se cae, y con un ajuste de tarifas y de precios no regulados absolutamente inconsistente con la “emisión cero”. Si usted quiere que la emisión cero baje la inflación en serio, tiene que tener una política de ingreso y salarios mucho más austera, mucho más dura”.

En relación al acuerdo con el FMI, Espert aseguró: “Me tengo que sentar a pedirle más plata de la que va a desembolsar en el programa actual. Haría un nuevo acuerdo con más desembolsos de dinero. Para no tener que estresar tanto el programa financiero. El FMI en esta oportunidad ha apoyado a un gobierno más que al país. Si hubiera apoyado a la Argentina, hubiera dejado algo de dinero para desembolsar en 2020/2021. Dejó muy poco, casi nada. Y el 80% se desembolsa a fines de este año”.

Luego de mencionar que Macri nunca lo llamó para colaborar, el economista respondió por qué decidió participar en política: “Veo que se abrió una oportunidad para dar en el debate de la gran pantalla nacional que son las elecciones presidenciales, estas ideas, que son las del sentido común. El miedo que provoca en la gente Cristina (de Kirchner) y la gran decepción que ha sido Mauricio Macri para la sociedad, ha golpeado mucho la clase política tradicional. La gente está muy decepcionada. Entonces me parece que hay una hendija por la cual meterse. Soy un verdadero outsider de la política. La gente cuando me escucha entiende que yo le hablo de igual a igual”.

Por su parte, habló sobre los pronósticos para el dólar, la inflación y la actividad económica: “Las proyecciones que puedo hacer hoy son un flan. Para tener una visión clara de ellas, uno debería saber con algo de certeza qué va a pasar en las elecciones. Me parece muy diferente un escenario en el que Cristina (de Kirchner) va a segunda vuelta, de otro en el que pinta para ganar en primera vuelta. Pero en términos generales, creo que vamos a tener un año recesivo de nuevo. La economía vuelve a caer este año. La inflación va a estar por encima del 23% que proyecta el Gobierno. Vamos a estar claramente por encima de eso”.
Por último, hizo referencia a la política monetaria implementada por el Banco Central: “Eso está bien, yo no tengo mayor inconveniente con eso. Sí he sido crítico desde que anunciaron la “emisión cero”. El presente económico deviene de lo que usted hace. Creo que lo que es crítico para explicar la recesión es la suma de “emisión cero” y la inconsistencia de una política de ingresos y de precios regulados como los salarios públicos y las tarifas que van arriba del 30%. “Emisión cero” más precios del sector público al 30% es kamikaze. Por eso la recesión que tenemos”.

Carolina Bisgarra