El presidente electo recibió, este mediodía en sus oficinas, al ex presidente Eduardo Duhalde. “Sacó al país del incendio y allanó el camino para volver a crecer”, dijo Alberto Fernández.

En el encuentro con el histórico dirigente peronista trataron la realidad latinoamericana, la reactivación de la producción para los sectores medios de la economía, la posibilidad de dar tierras a los sectores más desprotegidos para generar trabajo y la necesidad de extender los plazos al encarar una negociación con el FMI.

Duhalde tras la reunión con Alberto Fernández dijo que “No tenemos que rendirle cuentas al FMI”.

Sobre la situación en la que se encuentra el país tras la gestión de Mauricio Macri, se mostró directo y con cierta cautela: “Yo nunca he creído que los presidentes, sea cual fuera, si hacen las cosas mal las hacen porque quieren. O no tienen capacidad o tienen otras ideas. De todas maneras, no hay que pelearse ni con el actual Presidente ni con nadie”, afirmó.

Por otro lado, destacó la imagen de Latinoamérica como una región cuyos países suelen disputar continuamente sin ponerse de acuerdo. “No hay que pelear más”, declaró y añadió que los presidentes “no se metan a hablar de otros países”.

El rumbo es la producción y hoy debe ser el mismo rumbo”, aseguró Duhalde ante los medios sobre el futuro económico de la Argentina. Al mis tiempo, afirmó que ayudará al próximo Gobierno en “todo lo que pueda” y que tiene “una confianza absoluta en Alberto”.

Finalmente, destacó que estará en “una situación crítica” durante los próximos años y concluyó que al FMI “no tenemos que rendirle cuentas” ya que “hay que arreglar cómo se le puede pagar”.

Melisa Delgado Niglia