El jefe del cuerpo de delegados aseguró que la situación podría normalizarse «en 48 o 72 horas, cuando algunos operarios puedan volver a trabajar».

El jefe del cuerpo de delegados del ferrocarril Sarmiento, Rubén Sobrero, pidió hoy a los pasajeros que «banquen» a los trabajadores. Lo hizo ante las interrupciones dispuestas en el servicio debido a la detección de casos de coronavirus y al aislamiento preventivo de contactos estrechos.

«Le pido a la gente que nos banque, por ahora no tenemos otra alternativa», dijo Sobrero. Y aseguró que la situación podría normalizarse «en 48 o 72 horas, cuando algunos operarios puedan volver a trabajar».

El servicio dejó de funcionar desde las 11 y se dispuso micros gestionados por el Ministerio de Transporte para cubrir el recorrido.

Sobrero explicó que «anoche hubo otro caso, tuvimos 13 positivos y hoy solo cuatro compañeros están trabajando en el Control 3».

El dirigente sindical manifestó que los ferroviarios «cubren el turno de la mañana para que la gente pueda ir a trabajar; pero a la tarde no nos da el cuero».

Sobrero aseguró que se intentó reemplazar al personal afectado con colegas de otros ferrocarriles. Pero no se pudo porque «la mesa de trabajo de control de trenes es distinta a la de otros ferrocarriles. Por lo cual no queda otra que esperar que los operarios se recuperen».

Al referirse a la acumulación de gente que se observa en los andenes, Sobrero opinó que «es gente que tiene que salir a laburar». Y sostuvo que «la cuarentena es para los ricos, ya que quienes viajan en el Sarmiento tienen necesidades y la están pasando mal».

«A los que están en el andén y no hacen trabajo esencial pero necesitan laburar, yo no puedo impedirles que suba al tren», concluyó.

Liliana Lopez