El proyecto ganador fue realizado por profesionales del Hospital El Cruce, la Universidad Nacional Arturo Jaurethe (UNAJ) y la Universidad Nacional de Quilmes (UNQUI).

Un proyecto de Investigación de Enfermedades Infecciosas que evaluará la efectividad de la vacuna monovalente contra el Rotavirus en poblaciones de distintos sectores socio-económicos de la provincia de Buenos Aires fue seleccionado en la segunda edición del concurso por «Subsidios para enfermedades infecciosas en contextos sociales vulnerables» que llevó adelante la Fundación Bunge y Born.

Se trata de un estudio colaborativo entre las dos universidades nacionales y el área de Investigación, el servicio de pediatría y el Centro de Medicina Traslacional (CEMET) del Hospital El Cruce.

Los rotavirus del grupo A son una causa importante de morbi-mortalidad en niños pequeños. Por eso, en 2015, Argentina incorporó esta vacuna oral al Calendario Nacional que, junto con otras ha demostrado alta eficacia en países en medio y alto PBI per cápita, aunque un desempeño más bajo en países en desarrollo.

Aún en nuestro país, no existen amplios estudios acerca de su efectividad, de ahí la relevancia de este proyecto.

El Dr. Alejandro Castello, quién es docente-Investigador de las Universidades de Quilmes y Arturo Jauretche, director del Programa de Enfermedades Transmisibles del Instituto de Ciencias de la Salud de UNAJ e Investigador del Centro de Medicina Traslacional del Hospital El Cruce será el coordinador del proyecto.

El mismo está pensado que se extienda durante 24 meses. Y el monto del subsidio es de $ 1.763.893,53.

El proyecto ya está en marcha pero la financiación de la Fundación Bunge y Born se ejecuta entre 2020 y 2021.

Rodrigo Gauna