¡Teléfono para Vidal!: Peña bendijo a La Cámpora del PRO en la Provincia

Compartir

*Por Jorge Joury

Urgido por la coyuntura histórica de la presión de los militares, el general Juan Domingo Perón tuvo que apelar al escudo táctico de su “maravillosa juventud” para apuntalar su retorno al poder. Alfonsín también supo tener como guardia imperial a los jóvenes de La Coordinadora. Cristina Kirchner, cobijó bajo su ala a La Cámpora. Y el PRO no podía ser menos. El fin de semana pasado, Marcos Peña, que se mueve como un halcón dentro de la ingeniería del oficialismo, bendijo al intendente de Pinamar, Martín Yeza como presidente de La Generación, el núcleo duro e incondicional del PRO puro. La movida forma parte del triple operativo de reelección para el 2019 que fue blanqueado en el cónclave celebrado en Parque Norte.

La Generación está compuesta por dirigentes sub-40 que responden de manera directa e incondicional al jefe de Gabinete. Hasta ahora los pasos que daban eran casi imperceptibles para el ojo de los observadores políticos. Estos jóvenes se movían de manera inorgánica. Pero la dinámica y la activación tácita de la campaña 2019 ahora les impuso de un formato con verticalidad y aspiración territorial. El jefe de Gabinete es quien pergeña estas movidas. Marcos Peña sueña con ser algún día el sucesor de Macri y le duele que María Eugenia Vidal hoy sea la mejor posicionada. Ya es un secreto a voces, que ambos dirigentes compiten en la más absoluta discreción, para ver quien fogonea el mejor armado. El Presidente deja correr la interna. Quiere despertar apetito ganador entre sus filas y que transpiren la camiseta, frente a una segura acometida del peronismo, que mandará toda su artillería a demoler la esperanza de la economía que pretende instalar infructuosamente la Casa Rosada con, frases trilladas como “lo peor ya pasó” y el “crecimiento invisible”.

La designación de Yeza tiene su explicación. Los más agudos analistas creen ver en la movida la intención aviesa de Marcos Peña de comerle un alfil a la gobernadora en su propio territorio y a la vez le otorga visibilidad a la organización de cara al futuro. “Vamos a ser el espacio de paladar negro”, arengó Yeza a sus compañeros, para romper de plano lo que algunos llaman “La Cámpora del PRO”.

Durante las deliberaciones, el nuevo colectivo (foto) acordó trabajar en la expansión de la territorialidad del espacio y para eso hablaron de generar diálogo con la Justicia, los sindicatos y los sectores empresarios.

Para Yeza, la designación significa un espaldarazo luego de que se lo mencionara como posible candidato a senador nacional, un lugar al que finalmente accedió por pergaminos propios Esteban Bullrich.

Hay que señalar que Yeza no es un macrista de pura cepa, pero es joven, se le atribuye una buena gestión y para las espadas macristas refleja los valores del PRO. Se metió en política de la mano de Felipe Solá y trabajó en su despacho de diputado cuando el ex gobernador se pasó al massismo. En 2015, se mudó a Cambiemos como coordinador de la Dirección de Políticas de Juventud del Gobierno porteño.

Con este posicionamiento, el jefe comunal de Pinamar adquiere ahora vuelo no sólo municipal, sino también provincial y nacional, gracias al empujón de Marcos Peña, quien avanzó de esta manera para marcarle el paso a la tropa vidalista.

La Generación está integrada por funcionarios como Juan Manuel Fernández, ex secretario privado del jefe de Gabinete, quien ahora reporta como director general de Asuntos Parlamentarios y será el vicepresidente de la agrupación. Otro de los jugadores de peso es Pablo Alanis, ex encargado de comunicación digital de la Jefatura de Gabinete y actual delfín de Peña, para intentar arrebatarle al peronismo la intendencia de Florencio Varela. Pero también Horacio Rodríguez Larreta aporta sus fichas a este PRO sub-40. Los hermanos Martín y Juan Ignacio Maquieira -titular IVC- integran esta cofradía al igual que figuras de la mesa chica de Vidal como Alex Campbell y Noelia Ruiz, jefa de Gabinete de Federico Salvai.

El Poder Ejecutivo Nacional fue quien dio la orden de largada, al blanquear el operativo reelección. Quedó claro durante el fin de semana pasado, tanto en la cumbre del Consejo PRO en Parque Norte, como en el timbreo y en la motorización de La Generación, que el candidato para el 2019 será Mauricio Macri. Para ello se trabajará a fondo para mostrar gestión. El plan será acompañado con un incremento del 30% en la inversión en obras públicas, que alcanzará los 270 mil millones de pesos, incluidos los aportes privados.

Mauricio Macri como presidente; su vice aún está en la duda; María Eugenia Vidal como gobernadora bonaerense y Horacio Rodríguez Larreta como jefe de gobierno porteño, es el tridente del oficialismo para el 2019. Con ese objetivo, las primeras espadas de Cambiemos iniciarán el periplo para retener a los votantes progresistas. La fecha de lanzamiento de la campaña, por el momento es el lunes 15 de julio, la jornada posterior a la final del Mundial de Rusia. Como buen futbolero, Macri apuesta a que la Selección de Messi y Sampaoli pueda vencer el karma de las últimas tres décadas y alzarse con el título. Para esa fecha además se programó el fin de las tarifas de gas, luz y agua.

También se habrán incrementado los ingresos tras las negociaciones paritarias y los aumentos de marzo de las jubilaciones y los planes sociales. “En 2019 no habrá suba de tarifas.Se terminarán luego de mediados de 2018”, aseguró uno de los generales de la mesa chica del Presidente. El macrismo no quiere seguir provocando malhumor social. La reforma previsional le salió demasiado cara. Tienen en claro que en las próximas elecciones va a tener un rol clave el voto bolsillo y eso les provoca cosquillas. De como vaya la economía en el 2019, será un factor determinante que le jugará a favor o en contra. Mientras tanto, el oficialismo puso primera y comenzó a mover las fichas en el tablero electoral, reforzando el timbreo para medir el pulso ciudadano e instalando el debate sobre temas sensibles como la despenalización del aborto y la igualdad de género.

Hay quienes aseguran que Durán Barba sacará de la galera otras sorpresas. Para muestra basta un botón: durante una charla en la Universidad de Washington, el asesor estrella del Gobierno, aseguró que Mauricio “Macri perdió imagen entre los ricos pero aumentó con los pobres”.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Su correo electrónico es jorgejoury@gmail.com. Si querés consultar su blogs, podés dirigirte al sitio: Jorge Joury De Tapas.

Compartir

Comentarios