La compañía multinacional de origen estadounidense determinó hace casi tres semanas el cierre de su planta de papel ubicada en la localidad bonaerense de Bernal, despidió a sus más de 200 trabajadores y comenzará a importar los productos que dejará de producir en la Argentina. Los trabajadores continúan la ocupación de las instalaciones y advierten de un corte en el puente Pueyrredón el próximo miércoles 16.

En la planta de Bernal se producían papel higiénico y rollos de cocina, que ahora la compañía deberá importar de alguna de sus filiales en el extranjero. Desde la firma aseguraron que la decisión de cerrar la planta y reducir sus operaciones en la Argentina no tiene que ver con la actual crisis económica y el desplome del consumo y la enmarcaron dentro del Programa de Reestructuración Global anunciado a principios de 2018.

La empresa solicitó a la Secretaría de Trabajo la apertura de un Procedimiento Preventivo de Crisis, un mecanismo obligatorio cuando se planea despedir a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores; a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5% en empresas de más de 1.000 trabajadores. Kimberly Clark se ubica dentro de este último grupo.

“Hace 18 días que estamos manteniendo una presencia en fábrica junto a nuestra familia. El 26 de septiembre nos anunciaron el cierre definitivo. A fines de la semana pasada estuvimos por el Municipio de Quilmes donde nos atendieron funcionarios y nos pidieron que elevemos un listado de los trabajadores para ver de qué forma van a asistir. Dijeron que van a elevar el tema a ministerios y cargos más altos”, expresó en diálogo con Agenhoy el delegado Walter Relañez.

Además, Relañez anunció que “mañana a las 13.30 tenemos la cuarta audiencia donde escucharemos la contestación de la empresa y del Ministerio de Producción respecto al rechazo del preventivo de crisis que hizo la comisión interna junto con el gremio y Federación del Papel donde solicitamos que se abonen los salarios porque Kimberly no nos notificó, ni despedidos ni tampoco tenemos ninguna intimación legal de nada. Estamos solo anunciados verbalmente del cierre de la planta, la empresa es la que paró la producción”.

“Nosotros estamos hoy acá defendiendo nuestra herramienta de trabajo. Queremos que el Ministerio de Producción declare a Kimberly en reestructuración productiva. El miércoles a las 7.00 estaremos cortando el puente Pueyrredón”, advirtió el delegado.

Melisa Delgado Niglia