«Nos tiraron balas de goma incluso adentro del barrio, gases y palazos hiriendo compañeros y personalidades que nos vinieron a apoyar solidariamente», dice el comunicado emitido por los trabajadores. AgenHoy dialogó con Luciano, uno de los representantes.

 

 

Anoche, los empleados de la empresa Siam -perteneciente al grupo Newsan- ubicada en Valentín Alsina, estaban desarrollando un acampe pacífico en las inmediaciones de la fábrica, cuando fueron desalojados por la policía por órdenes del Juez Luis Carzoglio. Denuncian represión y violencia institucional en el accionar de los efectivos, quienes les impartieron balas de goma y gases lacrimógenos.

 

El texto también apunta al dueño del grupo: «No contento con militarizar la fábrica como si fuera un campo de concentración, Rubén Cherñajovsky para dejar familias en la calle, ahora manda a reprimir de noche como si fuera la dictadura», y además anunciaron que hoy realizarían una asamblea para definir medidas de fuerza a futuro.

 

«Hoy al mediodía hicimos una reunión para difundir el conflicto y ver cómo continuar; estamos discutiendo un programa hacia nuestra reincorporación. Se resolvió que el lunes a las 7 am concentraremos en el Puente Pueyrredón, Mitre al 200, para realizar una jornada de difusión», sostuvo Luciano Flores, uno de los trabajadores despedidos. «Creemos que la policía, en lugar de reprimir a los trabajadores, debería hacer cumplir la conciliación obligatoria, para la cual tenemos nueva audiencia el martes, a fin de ir con agrupaciones de Derechos Humanos, madres de Plaza de Mayo, entre otras».

 

Además señaló que tanto la secretaría de Trabajo como la empresa «no están cumpliendo la ley», y añadió: «Creemos que hay que frenar el operativo represivo de estos últimos días, como el que se llevó la vida del compañero de la CTEP, quien solamente pedía un lugar donde vivir; además de que reprimieron a los estudiantes que reclamaban contra la UniCABA, y ahora a nosotros; es una forma aleccionadora que impulsa el gobierno de Vidal».

 

Asimismo, Flores manifestó: «También hacemos responsables a los funcionarios del municipio que no vinieron a brindarnos apoyo; sólo vino un secretario local».

 

«Pedimos que la UOM -sindicato metalúrgico-, tome posición, no puede ser que repriman a los trabajadores, tiene que haber un paro o una medida de lucha para que nos reincorporen en la seccional; hay otros 20 mil trabajadores despedidos en el sindicato y no hemos recibido respuesta para que estos ceses se frenen», puntializó el consultado.

 

IMÁGENES DE LA REPRESIÓN POLICIAL:

 

Carolina Bisgarra