Fue en un centro de salud de San Carlos por el que ya se habían presentado denuncias. Los detalles.

La desidia en las salitas de La Plata, ciudad gobernada por el macrista Julio Garro, provocó lo que pudo ser una tragedia previsible. Una nena que esperaba para vacunarse cayó al ceder el suelo en el centro de salud Nº 3 y se salvó de milagro.

La salita, se ubica en calle 45 entre 146 y 147 del barrio San Carlos y hace más de un año fue denunciado por la oposición por presentar problemas estructurales que representaban un inminente peligro para trabajadores y pacientes, cosa que finalmente ocurrió.

“Por suerte sólo fue un susto pero podría haber sido una tragedia anunciada. Hace más de un año que le reclamamos a Julio Garro que arreglen los Centros de Atención Primaria de Salud”, señaló la edil platense Ana Castagneto.

Exactamente el 12 de julio del año anterior, la misma concejala fue quien presentó un proyecto de resolución destinado a Garro para que solucione los problemas y falencias en ese centro de salud de la periferia.

“El agua está contaminada por la suciedad y obsolescencia de los tanques, las estufas del consultorio no funcionan, tampoco las descargas de los baños y hay aguas servidas en los pisos de los mismos”, describió la edil kirchnerista.

Por otro lado, los trabajadores también denunciaron que las ventanas están cerradas con cadenas y candados porque no se pueden utilizar de forma normal por el deterioro, además de las sillas destrozadas en la sala de espera que son un peligro para los vecinos.

En tanto, mientras los pacientes de los barrios más humildes se atienden en espacios sumamente precarios, el alcalde platense apuesta a ser reelecto el próximo domingo para continuar su mandato por los próximos cuatro años.

Fuente: Diputados Bonaerenses

NG