Compartir

La cotización fiscal de los inmuebles se iguala a los precios de mercado. El mínimo no imponible de este tributo para 2018 es de 1.050.000 pesos.

El impuesto inmobiliario aumentará un 56% en la Provincia de Buenos Aires, tras el revalúo de las propiedades.

Con el incremento, pasará a igualarse la cotización fiscal que tienen los inmuebles a los precios de mercado, según un trabajo conjunto realizado por ARBA y los municipios.

La actualización de los montos hará que muchos inmuebles de clase media que hasta ahora no pagaban el impuesto por Bienes Personales, tendrán que abonarlo y aportar al fisco.

Los bonaerenses que tengan una vivienda o terreno además de pagar el impuesto inmobiliario con una suba del 56% en promedio, verán aplicarse el revalúo en todos los municipios y los inmuebles pasaron a tener casi la misma cotización fiscal que precio de Mercado.

De esta forma muchas propiedades de clase media que hasta ahora no pagaban Bienes Personales tendrán que hacerlo, puesto que tomaban ese valor mínimo a la hora de determinar el patrimonio.

Se trata de 4.867.000 viviendas y comercios que sufrieron una revalorización fiscal y 1.700.000 terrenos.

El mínimo no imponible de este tributo para 2018 es de $1.050.000, por lo que quienes dispongan de una casa en el conurbano y un auto pasarán a pagar Bienes Personales, si es que ya no lo hacían.

El director de ARBA, Gastón Fossati explicó que “el objetivo del revalúo urbano que rige en 2018 es sincerar la situación actual de los inmuebles y otorgar mayor equidad y progresividad al sistema tributario. Además, va en línea con la decisión de reducir gradualmente el peso de los impuestos que son distorsivos para la actividad económica (como Ingresos Brutos, por ejemplo, que genera perjuicios en términos de inversión, producción y empleo), reemplazándolos por tributos que gravan bienes patrimoniales y se vinculan directamente con la capacidad contributiva de los ciudadanos”.

Compartir

Comentarios